Un aplauso para el maestro Armando Toledo Cisneros

Por: Imilka Fernández.

Llegó a España en 1991. Su destino fue la ciudad de Vigo. Viajaba junto a dos lituanos con los que conformaba el Trío Clásico, Julius Andreevas (pianista) e Iminas Cuchinscas (violoncellista). Les precedía el éxito tras las múltiples presentaciones que habían realizado en varias ciudades gallegas. La Universidad de Vigo aprovechó la gran oportunidad de contratar a estos excelentes profesionales para impartir clases de música de cámara y como agrupación para realizar conciertos.

Este fue el comienzo de la carrera artística de Armando Toledo Cisneros en Vigo. Tenía 41 años y sus credenciales como músico se apoyaban, por una parte, en una esmerada y consciente formación basada en los métodos de la escuela rusa de violín, y por otra parte, en una amplia experiencia acumulada en su labor como pedagogo, como intérprete solista y de cámara.

Pero se ha demostrado infinitamente que para conseguir el éxito no es suficiente ser talentoso ni el haber obtenido las calificaciones adecuadas. Su espíritu inquieto, siempre ávido de nuevas metas, su convicción de trabajar la música con el profesionalismo que merece y su leal creencia en el poder de la música en la formación de las jóvenes generaciones han logrado que, veinticinco años después de su llegada a la ciudad, el maestro Armando Toledo se haya hecho con un lugar destacado y de una opinión muy respetada por otros especialistas del gremio en la comunidad gallega.

Camerata Viguesa, Concierto en la menor para violín y orquesta de Vivaldi. Fundador y director: Armando Toledo Cisneros.

Antes de establecerse en España la trayectoria artística de Armando Toledo ya registraba importantes sucesos:

  • Realizó estudios tanto en Cuba con maestros como Igor Frolov, Bratislav Duffeck y Evelio Tieles, como en Rusia en el Conservatorio de Odessa “Antonina Vasilevna Nieshdanova”, bajo la tutela de Veniamín Naúmovich Pronin, (discípulo de Stoliarski).
  • En 1976 -a su regreso de Odessa- organiza y crea, junto al contrabajista Iván Valiente, la “Camerata Brindis de Salas”, donde ocupa el puesto de concertino hasta 1985.
  • Trabajó como profesor en el Conservatorio Guillermo Tomás de Guanabacoa y en la Escuela Nacional de Artes donde llegó a ser Jefe de Cátedra de Cuerdas (1976-1989).
  • En 1984 recibe una beca del Centre Régional des Oeuvres Universitaires et Scolaires de L’Academie de Paris para investigar sobre los nexos de la cultura francesa y la cultura cubana, en instituciones históricas de París como: Archivos del conservatorio de París, Biblioteca nacional de Francia, Archivo central de París, Biblioteca de música de París y Biblioteca de la Ópera de París entre otras.
  • En 1987 accede por oposición a la plaza de profesor de violín en el Instituto Superior de Arte.
  • Entre 1978 y 1991, realizó grabaciones para la E.G.R.E.M. y Radio Musical Nacional, así como para la televisión nacional. En esta etapa, confeccionó los programas de Violín para los niveles elemental y medio -programas aún vigentes- y colaboró en la confección de los programas de Violín del Instituto Superior de Arte.
  • Fue invitado por el director de enseñanza artística de Bulgaria al Concurso de Jóvenes Violinistas de Jáscovo (Bulgaria) en 1988, donde compartió con los más destacados violinistas búlgaros.

Camerata Viguesa, Concierto en la menor J. S. Bach. Armando Toledo Aribú (solista). 

Ya en España el maestro Toledo desde 1993 hasta 2004 fungió como titular del Conservatorio Superior de Santiago de Compostela y paralelamente a partir de 1995, abre en la ciudad de Vigo, Armando Toledo-Academia, un proyecto personal para el desarrollo de los instrumentos de cuerdas, donde poder aplicar la experiencia cubana en este campo. Paralelamente creó la Asociación Músico–Cultural sin ánimo de lucro “Camerana Viguesa” que comenzó siendo un conjunto de violines, en una etapa posterior se convirtió en una orquesta de cuerdas y actualmente es una orquesta sinfónica, de la cual es su director titular. Durante este tiempo esta institución cuenta con un amplio repertorio y ha ofrecido conciertos en casi toda la geografía gallega, en Madrid, Asturias, La Palma en Gran Canaria y en Portugal.

La docencia es una de las grandes pasiones que el maestro Toledo ha desarrollado ininterrumpidamente a lo largo de su carrera profesional. Fruto de su ardua labor y de la seriedad con que asume la docencia ha publicado varios libros que recogen de manera inédita una visión documentada de la experiencia cubana en la enseñanza del violín en el último medio siglo. Algunos de sus títulos son:

  1. La iniciación en el violín, (recopilación de pequeñas formas).
  2. Doce estudios para el Violín Editorial E.G.R.E.M., La Habana, Cuba,1986. Premio UNEAC.
  3. Aprendiendo a tocar el violín, (la viola), volumen 1, (método de iniciación). Editorial RED., S.L. Música, Madrid 1995.
  4. Sistema de escalas, arpegios, dobles cuerdas y golpes de arco para el violín (la viola), volumen I. Editorial RED Música, Madrid 1995.
  5. Sistema de escalas, arpegios, dobles cuerdas y golpes de arco para el violín. Volumen II. Editorial RED Música, Madrid 1995.
  6. La Técnica del violín. Volúmenes I y II, “Lirama Editorial”, Vigo, España, 2003.
  7. La técnica de la viola. Volumen I. 2003.

Los dos volúmenes de La técnica del Violín, son libros que actualmente están incluidos en los listados de métodos oficiales de varios conservatorios de Galicia teniendo gran aceptación por parte del profesorado. También están siendo utilizados en otros lugares de España y fuera de ella, también en Cuba.

El dominio y conocimiento a profundidad del violín y de los instrumentos de cuerda en general le han permitido al maestro a crear un catálogo de obras para los diferentes formatos de cuerda. Entre ellas se destacan las versiones de partituras concebidas para otros instrumentos como son algunas danzas y contradanzas cubanas de Cervantes, Saumell y Lecuona. También hay otras obras de su completa creación como es su Ave María, a la Virgen de la Caridad del Cobre Santísima patrona de Cuba. (Vigo – España, 2006), estrenado en la Iglesia de María Auxiliadora por la Camerata Concertante y el Coro del Colegio de Abogados de Vigo el 8 de Septiembre de ese mismo año, bajo la dirección de su autor. Posteriormente se estrenó también en Cuba por la orquesta de Cámara de Holguín.

Camerata Viguesa, Alborada Gallega de P. Veiga.

Otra de las grandes pasiones de Armando Toledo es la investigación, no sólo la que está dirigida al establecimiento de criterios docentes sino desde un punto de vista cultural más amplio.

La primera publicación de estos trabajos ocurrió en 1976 en Viechernaia Odessa, siendo aún estudiante del conservatorio: Sin dejar de ser cubano, cautivó París, bajo la supervisión de su mentor Veniamín N. Pronin. Le siguieron Presencia y vigencia de Brindis de Salas, Editorial Letras Cubanas, Ciudad de la Habana, Cuba 1981, White en Cuba, Revista Musical Chilena, año XLIV, Santiago de Chile, Enero – Junio de 1990, otros trabajos en proceso editorial como Ramón Figueroa Morales, (1863 – 1928), violinista compositor y pedagogo; La Bella cubana de White como símbolo de nuestra identidad nacional, Carregal (2007); White sin Pedestal en el 90 Aniversario de su Muerte, Carregal (2008) y otros no publicados como: ¡Que siga el Ajiaco! Carrega (Galicia, España) 2006. En preparación: Luces y Sombras de la Habanera, Carregal, Galicia, España) 2007, Los violinistas cubanos y la contradanza cubana y Diccionario de violinistas e intérpretes de instrumentos de cuerdas en Cuba, en proceso de terminación, (Carregal Galicia, España).

No obstante el éxito que el maestro Toledo ha alcanzado en cada faceta en la que muestra su talento, su mejor obra no está registrada en su curriculum vitae y es la hermosa familia que ha formado junto a Maida Aribú, compañera y colaboradora indispensable de los múltiples proyectos Toledo, cuyos hijos Mayda y Armando que se han destacado en el campo de la enseñanza del violín y de la interpretación de alto rigor profesional, respectivamente.

Los Toledo Aribú

Armando Toledo Cisneros con sus hijos.

Largo y andado ha sido este trayecto en la vida del maestro Armando Toledo. Un camino lleno de pasión por la música, de dedicación y de absoluta entrega. En cada nota de su música y de sus ideas se siente su amor por Cuba y el respeto por su tradición y por las grandes personalidades que han construido su historia.

Allí en la ciudad de Vigo lo pueden encontrar, entre violines y partituras, rodeado de alumnos llenos de ilusión, “cocinando” alguna idea que involucra a muchos y que pone a correr a todos. Es el maestro Armando Toledo, un ejemplo de disciplina, de constancia y de amor por la música.

 

Imagen de cabecera: Armando Toledo Cisneros