La nueva generación del jazz: David Virelles

Por: Mirna Guerra.

Representante de la generación de vanguardia en el jazz y la música cubana actual es este brillante pianista cubano radicado en New York, David Virelles para quien la música es inspiración profunda, movimiento e innovación. Desde su llegada a la la gran ciudad norteamericana en 2009, este joven músico se ha granjeado el respeto y la admiración de la comunidad jazzística estadounidense e internacional.

David Virelles Gonzáles es originario de la histórica ciudad de Santiago de Cuba, situada en la región oriental de la Isla. Su inclinación musical procede en parte de su familia, una verdadera cantera de artistas y su vida siempre ha girado alrededor de las artes y la música. Su padre es el reconocido cantautor de la Nueva Trova José Aquiles Virelles y su madre Mercedes Gonzáles, ha sido flautista de la Orquesta Sinfónica de Santiago de Cuba. Sus hermanos: Alejandro Virelles es primer bailarín del Ballet Nacional de Inglaterra, Abel Virelles es trompetista residente  en México y Jorge Virelles quien se dedica a la fotografía. Su tía Amanda Virelles es también una prestigiosa pianista y pedagoga de la Universidad de Fayetteville, Carolina del Norte.

David comenzó sus estudios de piano en la Escuela de Artes José María Heredia de su ciudad natal y posteriormente en el Conservatorio de Música Esteban Salas. Su sólida formación clásica junto a un profundo interés por los ritmos populares de su tierra, unidos a su inclinación natural hacia el jazz, constituyen el sello musical que caracteriza la carrera de este artista.

David Virelles con Mark Turner, Lo Más Sublime.

Muy joven se presentó en el Concurso Jojazz para jóvenes talentos de La Habana donde fue doblemente laureado en 1999 y 2000. Allí conoció al maestro Chucho Valdés y al legendario Frank Emilio Flynn. Como consecuencia directa de este premio fue invitado a la grabación del disco Together Again del desaparecido trombonista cubano Juan Pablo Torres, junto a otros destacados músicos del panorama cultural del país.

La carrera profesional de David Virelles despegó realmente a partir de su encuentro con la flautista y saxofonista canadiense Jane Bunnett quien le invitó a colaborar en su disco Alma de Santiago, un álbum de gran éxito que recibió nominaciones a los Premios Grammy en su 45 Edición en la categoría de Mejor Álbum de Latin Jazz y a los Premios Juno que entrega cada año la Academia Canadiense de las Artes y las Ciencias.

En el año 2001 se trasladó a Canadá invitado por Jane Bunnett para perfeccionar sus estudios en la Universidad de Toronto y posteriormente en el Hunter College. Allí estudió con prestigiosos músicos de jazz como Don Thompsom y Brian Dickinson así como las leyendas Barry Harris y Steve Coleman. Hacia el 2009 se trasladó a Nueva York donde ha fijado su residencia. Desde su llegada a esta ciudad ha compartido escenario y realizado grabaciones con muchas de las grandes figuras del jazz como Chris Potter, Mark Turnes, Steve Coleman, Henry Threadgill, Ravi Coltrane, Paul Motion, Tomasz Stanko, entre otros; así como los músicos cubanos, Horacio “El Negro” Hernández, José Luis Quintana “Changuito”, el maestro Chucho Valdés, Román Díaz y Alberto Lescay por solo mencionar algunos.

David Virelles, Biankoméko.

En su discografía figuran los álbumes Motion (2008) bajo el Sello Justin Time, Barefooted Town (2011) Criss Cruoss Jazz, Continuum (2012) Pi Recordings, este disco fue seleccionado como Mejor Disco del Año durante 2012. Por su parte Mbókò (2014) ECM fue considerado Mejor Disco del Año por la prensa y plataformas especializadas en el jazz como The New York Time, Down Beat Magazine, The Village Voice, entre otras. David también ha colaborado en las producciones de Jane Bunnet Cuban Odyssey (2002), en The Sirens (2011) con Chris Potter, en Wislawa (2012) con el trompetista Tomasz Stanko y en Old Locks and Irregular Verbs (2015) junto a Henry Threadgill.

La originalidad y el talento de este artista han sido premiados en varias ocasiones, entre sus lauros se encuentran el Premio de Orquestación (dos años 2000-2002) en el Concurso de Música Adolfo Guzmán de La Habana; Primer Premio Oscar Peterson otorgado por el propio pianista (2003); Rising Star Award que otorga la National Jazz Awards de Canadá; Best Emering Artist del Distillery Jazz Festival (2004) o el Grand Price de Jazz General Motors en el Festival de Jazz de Montreal (2006) junto a su quinteto.

David Virelles ha plasmado en la música su inquietud por la creación y el aprendizaje constante. Su espíritu de conocimiento le ha llevado a la investigación del folclore afrocubano que ha transmitido en sus obras con los distintos experimentos realizados a partir de los sonidos y ritmos ancestrales, el ritual, la liturgia, junto a la música electrónica, la modernidad que ofrece la tecnología y la tradición. Sus creaciones transmiten los distintos puentes que conectan el lenguaje contemporáneo con los sonidos propios de su cultura. Influencias de diversa índole que no se traducen en música pero que forman parte del equipaje cultural que lleva consigo y al que da vida a través del piano. “Virelles ha venido para marcar la diferencia en la música contemporánea de los próximos años” (John Fordham, The Guardian)

David Virelles con Andrew Cyrille y Román Díaz, Continuum

 

Fuentes:

 

Imagen de cabecera: David Virelles.
Foto de Shawn Peters tomada de https://www.facebook.com/davidvirellesmusic/